Michelle Castellanos, ganadora del certamen de Prince Julio César y Alyz Henrich, se mostró tranquila en la rueda de prensa tras su elección y aseguró que el mismo era un “sueño hecho realidad”

Michelle Castellanos inició su camino en el Miss Earth Venezuela de manera difícil. Desde el primer momento fue así. Faltando un día para viajar al país, procedente de Miami, para participar en los castings del concurso de belleza presidido por Prince Julio César y Alyz Henrich, tuvo un accidente de tránsito.

A aquella primera cita con el jurado llegó adolorida y llena de morados, pero no se amilanó. En esa ocasión, les dijo a los representantes de la organización que sus ganas de participar en el evento eran tan grandes que ese suceso no la detendría.
Y su esfuerzo cobró frutos, ya que quedó seleccionada entre el grupo de final de participantes y el 25 de agosto, de manos agarradas con Gabriela Coronado, representante de Lara. Finalmente, la animadora Melisa Rauseo pronunció su nombre como sucesora de Diana Silva.
Como una paradoja de la vida, Castellanos inicia su reinado de la misma manera en la que comenzó su participación. Algunas personas todavía comentan que cuando se anunció su triunfo, a excepción de Coronado que estaba a su lado, ninguna de sus compañeras, corrió a abrazarla para felicitarla por su triunfo; de hecho, Monagas y Miss Costa Oriental, expresaron en una rueda de prensa su desacuerdo con su elección; y cuentas especializadas en concursos aseguran que su designación estaba más que cantada.
Pero el escándalo no hace mella en la joven modelo de 24 años, licenciada en Administración e Ingeniería de Producción, o por lo menos, no lo exterioriza. “Este es un sueño hecho realidad”, afirmó en el primer encuentro que tuvo con los representantes de los medios de comunicación. También es conocida por ser la hermana de Aleska Génesis, exparticipante del Sambil Model.
«¿Ustedes creen que yo puedo tener el dinero para comprar una corona o un concurso entero?», sentenció, al tiempo que habló sobre el vacío en el escenario del Centro Cultural Chacao cuando Diana Silva le entregó su corona.
“Ellas (mis compañeras me pudieron solicitar. Lo que pasa es que nos dijeron que apenas quedaran las ganadoras ahí iban a realizar unas tomas, por lo que necesitaban el lugar despejado”, explicó.
En todo momento, durante la reunión con la prensa se le escuchó tranquila y segura. Sin ningún atisbo de timidez.
La oportunidad también fue propicia para que Miss Air Venezuela, Gabriela Coronado, de 23 años, hiciera gala de su belleza y espontaneidad. La morena de larga melena negra, contó que aunque representó al estado Lara, nació en La Victoria, Aragua, y estudió Fisioterapia en la Universidad Arturo Michelena de Valencia, estado Carabobo. “Así que considero que tengo parte de mí en cada rincón del país”.
Asimismo, dijo que después de cumplir sus compromisos en el Miss Reina Hispanoamericana le gustaría prepararse para iniciar una carrera en el mundo de la actuación.
Miss Water Venezuela, Mariángel Tovar, estudiante de Medicina, de 20 años, oriunda de Cumaná, estado Sucre, y Miss Fire Venezuela, Stephany Zreik, abogada, de 23 años, compartieron su emoción por las bandas conquistadas.
Una vez consumado el triunfo de Castellanos como Miss Earth Venezuela 2019, deberá prepararse para representar al país en el Miss Earth que se llevará a cabo el próximo 26 de octubre.