Michell Castellanos, de 24 años, se enfrentará hoy a 85 participantes en la prueba de talento del certamen internacional que se lleva a cabo en Manila, Filipinas

No había terminado de conquistar su primer triunfo en el Miss Earth 2019, que se realiza en Manila, Filipinas, cuando Michell Castellanos corrió a su cuenta de Instagram para dedicárselo a su país natal.

.

«¡Qué orgullo! Esto es para ti Venezuela! ¡Ganamos medalla de plata en la Resort Wear Competition!, escribió la modelo de 24 años y licenciada en Administración e Ingeniería de Producción, en la red, quien confiesa estar haciendo realidad uno de los grandes sueños que acariciaba desde su infancia.
Misma suerte se espera que tenga hoy la venezolana en la competencia de talento, evento en el que se enfrentará -como en toda la competencia- a 85 candidatas.
Castellanos no oculta sus deseos de emular la hazaña de Alexandra Braun (2005) y Alyz Henrich (2013) y ganar para el país una nueva corona del Miss Earth.
.
-¿Cuáles considera son sus principales fortalezas?
Mis principales fortalezas son las enseñanzas que me han dado mis padres, que he puesto en práctica a lo largo de mi vida y me han moldeado, me han enseñado a no rendirme, a mantener el foco, a luchar por lo que quiero, a entender que cada experiencia es ganancia y a ser agradecida.
-¿Ha estudiado a las otras participantes? ¿A quiénes considera sus principales rivales a vencer? 
He podido ver a algunas de las chicas que compiten en la edición de este año y son hermosas. Creo que saber que hay competencia me empuja a ser mejor y a dar mucho más, pero trato de no perder el foco, me mantengo concentrada en mi preparación y desenvolvimiento y en desarrollar herramientas para dar lo mejor de mí.
-¿Qué significa para usted representar a Venezuela en un concurso internacional? 
Es una de las mejores experiencias de mi vida y además un sueño cumplido porque desde pequeña lo imaginé. Creo que las niñas del país soñamos y jugamos con eso. Venezuela es una potencia en concursos de belleza y esta banda tiene mucho peso, por eso para mí portarla es una gran responsabilidad, que además me abre muchas puertas.
-¿Qué expectativas tiene de cara a la noche final? 
Las expectativas de una venezolana en un concurso internacional siempre están relacionadas con ganar y, por supuesto, que me encantaría. Cada corona es un regalo para Venezuela y eso forma parte de nuestra cultura, pero por encima de eso creo que disfrutarme esta experiencia me tiene muy emocionada, porque sé que me hará otra persona y en este concurso tendré la oportunidad de mostrar todo lo que he aprendido y todo lo que soy como representante de esta tierra. @yolimer